Imprimir RFC si no tengo contraseña

Imprimir RFC si no tengo contraseña

Hay muchas personas que intentan por diversos medios imprimir RFC. En ese sentido, la acción más básica que llevan a cabo es llevar una copia de su CIF a una papelería y después solicitarle al dependiente del local que por favor les entregue una copia fotostática de este documento.

Afortunadamente gran parte de las dependencias gubernamentales que piden el RFC como método de Identificación, las suelen aceptar sin ningún problema. Sin embargo, hay veces en las que es necesario entregar el original y es ahí cuando surgen los problemas.

Para las personas que ya acudieron en el pasado al módulo de atención SAT de su localidad a que les hicieran entrega de su Cédula de Identificación Fiscal, sabrán que por lo general les entregan dos copias de esa constancia. La primera es para que la puedan empezar a usar de inmediato. En tanto que la segunda es para que la guarden en un lugar seguro, en caso de emergencia.

Ahora bien, ¿por qué decidimos titular este artículo como imprimir RFC no tengo contraseña? Porque te vamos a dar las instrucciones para que solicites una copia certificada y también te vamos a decir cómo puedes crear tu propia clave de acceso a “Mi Portal”, sección localizada en el portal del Servicio de Administración Tributaria.

La manera más simple de obtener el cálculo de RFC original consiste en ir a cualquiera de los centros de atención del SAT. No se necesita cita para la reimpresión del RFC gratis, puesto que es un deber de los funcionarios fiscales el entregárselo a toda aquella empresa o persona que lo solicite.

El proceso es muy simple sólo debes formarte en la ventanilla que te indiquen en cuanto llegues y luego decirle a la persona que te atienda que quieres una copia de tu trámite del RFC. Generalmente éste se ha convertido en un proceso muy fácil y rápido de llevar a cabo, ya que el Gobierno Federal ha puesto un mayor número de ventanillas al servicio de la ciudadanía.

Por otra parte, en caso de que quieras obtenerlo por tu cuenta, pero que no tengas Internet en tu casa, puedes decirle al asesor del SAT que te ayude a dar de alta una contraseña de acceso al portal. Esta se compone de ocho caracteres (combinaciones de números y letras). Nosotros te sugerimos que no uses palabras o mezclas de números que estén directamente relacionados contigo, ya que estas contraseñas son fáciles de adivinar y de lo que se trata es que sólo tú tengas acceso a Mi Portal.

Una vez que tu clave sea ingresada en el sistema ya podrás entrar al lugar en donde es posible imprimir RFC en línea. Cada oficina del SAT tiene sus propias salas de Internet en donde los representantes de las organizaciones privadas o los ciudadanos en general pueden ingresar con sus datos para consultar información acerca de las dudas, preguntas o comentarios que tengan que hacer con respecto a cuestiones fiscales.

El horario de estos centros de consulta y obtención del RFC cambian en función del módulo que visites.

Leave a Comment