Elementos personales que obtienes al reimprimir el RFC

Elementos personales que obtienes al reimprimir el RFC

Algo que le debemos agradecer a las autoridades fiscales es que ahora es posible reimprimir el RFC a través de Internet. Sobra decir que esta alternativa ha sido extraordinariamente bien recibida por toda la ciudadanía, ya que como sabes en años anteriores si querías una copia de tu CIF, debías acudir en persona a la oficina del SAT que te correspondiera.

La forma más rápida de poder imprimir RFC gratuito es ingresando en la página de “Trámites y Servicios” del SAT. En el supuesto de que tengas algún problema al ingresar a esta sección (principalmente debido a los cambios que se le están haciendo a dicha web), siempre puedes utilizar un buscador de términos o palabras clave.

El más usado es Google, aunque también Yahoo o Bing son localizadores de páginas webs muy utilizados. Si decides usar esta herramienta de apoyo, tendrás que escribir en la caja de búsqueda “SAT Trámites y Servicios” a fin de que te aparezca el link que estás buscando.

Una vez que hayas ingresado de manera correcta, toca la pantalla o pon la flecha del mouse sobre la columna “Servicios” para que se pueda desplegar el menú emergente con todas las acciones que se pueden realizar online dentro de esa categoría.

En la sub columna identificada con el nombre de “Varios” identificaremos un enlace que lleva por nombre precisamente “Cédula de Identificación Fiscal”. Por favor da un clic en él y espera a que la nueva información sea cargada.

Para iniciar la consulta de RFC, será necesario que el interesado se identifique colocando la combinación de números y letras que conforman a su clave de contribuyente, así como la contraseña que le haya sido asignada por alguno de los ejecutivos del SAT.

Quiero dejar en claro que el trámite de la contraseña SAT es gratis y muy fácil de realizar, ya que solamente se debe incluir en el sistema tributario la palabra secreta que el contribuyente haya escogido. Como medida de seguridad, siempre mezcla números con letras.

Luego de que hayas introducido de forma correcta todos tus datos, presiona el botón de “Enviar” para que te aparezca la pantalla en donde tendrás la posibilidad de generar la Cédula de Identificación Fiscal.

Se trata de un pequeño recuadro en donde aparece el RFC, tu nombre completo y el código QR que te corresponde.

En el supuesto de que desees corroborar que tu información personal es la correcta, puedes utilizar tu teléfono para leer ese pequeño recuadro, también conocido por algunos como código bidimensional.

Luego del escaneo podrás ver en la pantalla de tu móvil:

– La Clave Única de Registro de Población (esto solamente ocurrirá si eres asalariado).

– Nombre completo.

– Fecha de nacimiento.

– Fecha en la que iniciaste tus actividades como contribuyente.

– Tu estado como contribuyente.

– La fecha de tu último cambio de situación fiscal.

– La entidad federativa en donde resides.

– Tu dirección fiscal completa.

– La dirección de correo electrónico que agregaste en el formulario de inscripción al RFC. Recuerda que ese e-mail debe ser personal.

– El régimen fiscal al que estás incorporado.

Leave a Comment